La situación en el Ecuador

La situación en el Ecuador

Algunos principios bíblicos para procesar la situación en el Ecuador

Amados, mi corazón está pesado y quería escribir algunos principios que encontramos en la Biblia, que oro sean de ánimo y guía para procesar lo que está ocurriendo en nuestro país.

  1. Dios es soberano. He encontrado gran consuelo y paz al pensar en Isaías 53. En este capítulo el hijo de Dios está siendo crucificado en el acto de violencia e injusticia más grande del mundo. No solo que fue injusto, pero lo que lo hace único es que aquel que fue castigado es el único en la historia de la humanidad que fue justo, perfecto e irreprensible. Lo que es más impresionante en ese momento es que Dios el Padre no estuvo sorprendido por la maldad, pero estuvo en total control del evento
    Hay una tentación en estos momentos de pensar que las cosas están fuera de las manos de Dios, pero debemos recordar siempre que un Dios soberano, poderoso, amoroso y lleno de atributos está en total control de la situación y podemos confiar en Él, inclusive si no entendemos lo que está pasando.
  1. Hay un gran problema. Es claro ver que hay un problema, y éste problema sigue mostrándose con nuevas expresiones (vandalismo, violencia, sectarismo, mentiras, etc.). Ahora bien, el mundo siempre va a buscar cómo culpar a otros por lo que está sucediendo sin pensar que Dios ya nos da la respuesta. Como creyentes tenemos que recordar que Dios nos ha dicho claramente cuál es el problema. Después de Génesis 3 vemos todo tipo de pecado e inclusive el primer homicidio es uno entre hermanos (Génesis 4). La Biblia nos muestra que el problema es más profundo que la política o la economía. El problema es nuestro mismo corazón pecaminoso. Mateo 15:19 dice que es del corazón humano que salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias.
    En cierta manera nos debe doler ver al país así, pero no perdamos la oportunidad de recordar que ese problema afuera en las calles, en la política, en todo ámbito, es el mismo problema que tenemos en lo más profundo de nuestro corazón (Rom 3:10-12, Salmos 14:1-13).
  1. Hay esperanza. De la misma manera que vemos como unos se echan la culpa a otros por lo que está pasando, cada bando intenta dar una fuente de esperanza y una solución al problema (las medidas económicas, un nuevo presidente, etc). Sin embargo, su solución muchas veces está basada en el hoy y la confianza en medidas y herramientas humanas. La Biblia dice en el Salmo 118:8 que es mejor confiar en Jehová que en el hombre y sus esperanzas meramente efímeras y temporales
    Amado, que oportunidad tenemos hoy para recordar en quién está nuestra esperanza.
  1. Queremos justicia. Fuimos creados a la imagen y semejanza de Dios (Gen 1:26-27) y por ello anhelamos la justicia y nos duele la injusticia y maldad. Lo que es difícil en estos días es que en busca de justicia justificamos tratar injustamente a otros. Esto muestra que debido a que tenemos un corazón pecaminoso nuestra justicia está lejos de ser justa y perfecta. Ahora, Dios es un Dios perfecto (Salmo 25:8, 18:25-26, 92:15, Éxodo 33:19, Mateo 5:48) y su justicia es perfecta, santa y pura. Lo que es increíble es que en vez de tratarnos con la justicia y mano pesada con la que nos merecemos, Dios nos trata con gracia.
    Amado, recuerda en esos momentos de frustración a un Dios justo. Piensa y medita en su justicia perfecta que vendrá en algún momento y nadie se salvará de ella. Medita además que Él no nos trata como nos merecemos pero nos trata y tratará con gracia debido a que trató con total justicia a su hijo que fue perfecto. Si no has puesto tu confianza en Él, arrepiéntete de tus pecados y confía en el. Necesitamos un nuevo corazón (Ez 36:26).
  1. Las personas tiene valor. Otra implicación importante de que fuimos creados a la imagen de Dios es que cada persona tiene valor y dignidad. Es importante entender que la Biblia muestra a la humanidad como algo único con respecto al resto de la creación (Salmo 8:5) y por tal requiere respeto y cuidado único.
    Recordemos que no hay una vida que tenga más valor que otra. Nos debe repugnar cualquier ataque (inclusive con palabras – Santiago 3:9) al imago dei (imagen de Dios) de cualquier persona. Sea esta un bebé en el vientre, hermanos indígenas, policías, o personas de las 4 regiones del país y extranjeros.
  1. La comunicación. La situación que estamos viviendo es compleja y podemos pecar de gran manera debido al uso de redes sociales. La Biblia hace claro que tenemos que tener mucho cuidado con nuestras palabras (Ef 4:29). Algunas maneras que podemos pecar es que podemos hablar sin estar bien informados (2 Tim 2:23-24), compartir o decir algo sin entender o buscar entender la otra postura (Prov 18.:13,17), caer en calumnia o chismes (Prov 20:19, Ef 4:31), quejarnos (Fil 2:14, 1 Cor 10:6-10, Santiago 5:9), mostrar falta de autocontrol (Santiago 1:26).
    Recordemos que de la abundancia del corazón habla la boca (Mateo 12:34) y esta situación nos da una oportunidad clara de inspeccionar nuestro corazón mediante como estamos usando nuestras palabras (redes sociales, whatsapp, etc).
  1. El gobierno y el cristiano. Esta es una de las secciones que honestamente es más difícil. Cómo es posible que Pablo y Pedro escriban que un creyente tiene que someterse a las autoridades cuando sus autoridades eran líderes Romanos que son recordados en la historia como malignos y crueles. Es más algunos estaban matando a otros hermanos Cristianos. Cómo es posible que Cristo pagó los impuestos a César (Mat 22:15:22) en un tiempo donde se odiaba a los recaudadores de impuestos precisamente por su corrupción en su uso de los impuestos. Por el otro lado la Biblia claramente nos manda a orar por los gobernantes (1 Tim 2:1-2, 1 Ped 2:17, Rom 13:1, Jer 29:7, etc).
    Amados, en luz del punto anterior, cuantas veces queremos mas compartir imágenes, perspectivas, y mostrar rápidamente nuestra insatisfacción en vez de tomar ese mismo tiempo para orar y pedirle a Dios.
  1. La iglesia y el llamado a caminar dignos. Como hemos visto en Efesios, Pablo inspirado por el Espíritu Santo hace claro que nuestra posición en Cristo nos lleva a tener una vida práctica distinta. Después de tres capítulos de hablar del evangelio, la transición a la sección práctica del libro( Ef 4:1) empieza con las palabras, “Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, digno”.

Amados, para terminar recordemos que estas palabras son escritas por Pablo desde la cárcel. El nos da un ejemplo que cualquier situación no debe distraernos de nuestro llamado a caminar (a vivir) de manera digna a la cruz que nos salvó. Aquí algunas maneras de caminar de manera digna que vemos en Efesios y que considero son útiles en nuestra situación.

  1. No caminemos como el resto. (Ef 5:17) Nuestra manera de lidiar con la situación debe ser distinta ya que tenemos la verdadera esperanza de Cristo.
  2. Caminemos en amor. En este tiempo busquemos ser herramientas para mostrar el amor de Cristo. Un amor sacrificial que busca el bien de quien lo recibe. Un amor que se muestra de manera primordial al salvarnos de nuestro mayor problema, el pecado. Las personas en crisis, hacen preguntas eternas, no perdamos la oportunidad de compartir el evangelio!
  3. Caminemos como hijos de luz.1 Juan 1:5 dice que Dios es luz. Tenemos un llamado en esta situación para mostrar claramente que nuestro compromiso y lealtad yacen con Jesucristo y su reino.
  4. Caminemos cuidadosamente. Como vimos en este documento, esta situación nos dan muchas oportunidades para descuidar nuestro corazón, nuestra lengua, nuestros pensamientos, nuestras acciones. Que en luz de lo que Cristo ha hecho, tengamos mucho cuidado de como vivimos en estos días.

 

Amados, estamos en oración por nuestro país, por nuestras familias, por nuestro corazón y también para que Dios nos permita en medio de la oscuridad y caos, usar su Palabra que trae orden y la esperanza que nuestro país tanto necesita. Les pedimos y oramos que tengan cuidado en estos días y se manejen con sabiduría. Por favor, si hay alguna necesidad, no duden en contactarse con el líder de su comunidad para cuidarnos unos a otros.

 

Les amamos en Cristo,
Los Pastores
Iglesia La Fuente

Quito – Ecuador

Deja un Comentario

Your email address will not be published.